Tras su muerte, le niegan el funeral, por convivir sin estar casado

Isidoro Rivera Blanco falleció el pasado día 3 de febrero, y su familia quiso enterrarlo en el cementerio municipal de Monforte, localidad en la que había nacido. Todo estaba preparado, pero al día siguiente, el párroco de Monforte comunicó a su viuda, que no iba a oficiar el funeral , porque estaban “ en pecado mortal”, ya que no estaban casados, y el cadáver no podía entrar en la Iglesia, únicamente se ofreció a acompañarlos durante el entierro, y rezar una oraciones. Finalmente, la misa de funeral se celebró en la iglesia de San Vicente oficiada por el cura de esa parroquia, que se presentó en el tanatorio, y se ofreció a celebrar la ceremonia.

Anuncios

One response to “Tras su muerte, le niegan el funeral, por convivir sin estar casado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: