Las esquelas en portada

Aquel día desgraciado, 75 años ha, las esquelas salieron en la portada, quizás es que era la costumbre de la época pero, por poder, hasta pudo ser un augurio de lo que se avecinaba, de la peor, más salvaje y sangrienta carnicería que se haya conocido en esta y otras tierras y que nos trastornó y traumatizó a todos (¿a todos?) los que la sufrieron, y a los que hasta hoy hemos conocido sus consecuencias. En Baztan, puede que por olvidar, suelen decir que “aquí, apenas pasó nada”, pero pasó.

Aquel 18 de julio de 1936, entre las esquelas de la portada, venía la de Calvo Sotelo, al que habían asesinado cinco días antes, y venían varias otras cosas que hoy diríamos “mosqueantes” como poco, hasta un chiste sobre si habría tiempo para tomar café, que hasta podrían ser las iniciales de ¡Camaradas, arriba Falange Española! con las que se saludaban los fascistas, y yo qué sé, vaya usted a saber. Aquí, en Baztan, había más clericalismo que política, esa es la verdad, porque el gentío andaba a otras cosas, a sobrevivir sobre todo, que no era poco.

Pero la voz corrió enseguida, ¡la guerra, ha empezado la guerra!, gritaban los primeros conocedores de la rebelión (los capuchinos del Colegio de Lekaroz, entre otros) dicen, que hasta se talaron árboles para cortar la carretera porque cualquier cosa, nada buena, se temía. El 18 de julio en Baztan transcurrió bastante desapercibido, aparte de los falangistas, que los había y bien situados algunos de ellos, en la Guardia Civil y en el mismo Ayuntamiento, pero al día siguiente, domingo, y el lunes 20 ya fue otra cosa, al llegar unos alzados desde Pamplona y empezar a amenazar y a meterse con los vecinos.

El batzoki del Partido Nacionalista Vasco estaba por entonces en la planta baja y la primera de Bergarenea, y allí colgaba la ikurriña cuando la emprendieron con un vecino que conocían nacionalista vasco, y a punta de bayoneta le obligaron a quitarla y tirarla a la calle, donde la pisotearon y quemaron los falangistas. Aquel hombre era Mariano Izeta Elizalde, el patriarca del euskera en Baztan, que él mismo me lo contó todavía con las lágrimas en los ojos que le quedaron de la rabia e impotencia del recuerdo.

Un centenar de baztandarras, concretamente 97 se cuentan, murieron en la contienda, en el frente, más los que fueron vilmente asesinados, dos al menos seguro, Francisco Mula Castro, jefe de Caminos en Oronoz, fusilado bastante probablemente en el pinar de Lanz según ha podido averiguar su hijo Ricardo, y Valeriano Ilzauspe, de Berroeta. Éste, denunciado (parece) que por Dios proveerá por decir que “nunca enviaría a su hijo a esa carnicería” y por nacionalista vasco, fusilado en la Vuelta del Castillo en 1938.

Y la represión, simplemente por pensar o creer distinto, o por no creer, por tocar el txistu y el tamboril o por hablar en vasco mismamente cuando era lo suyo, que no se sabía hablar en cristiano, en la lengua del imperior, lo que al alcalde de Almandoz le costó el cargo. Y ya después el mesianismo y todo lo demás, lo que ya se sabe. Y lo que aún no se sabe.

En el Valle de Baztan, y en el País del Bidasoa en general, las gentes de antaño solían decir que el verano duraba “de virgen a virgen”, o séase, de la Virgen del Carmen (el 15 de julio) a la Asunción de Nuestra Señora, el 15 de agosto. Un mes, un mes y un verano que, por empezar, según, ya ha empezado pero no lo hemos disfrutado ni sudado todavía. Y encima, hasta la noche del sábado y ayer, agua, lo que se dice agua, tampoco ha llovido gran cosa y sobre todo en la altura de los montes se advierte enseguida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: